deporte para niñosEn anteriores artículo hablamos de que los niños deben realizar ejercicio, dependiendo siempre de su edad y condición física. A continuación ponemos una serie de deportes, y a que edad sería recomendabñe comenzar a practicarlos.

  • Baloncesto: es un deporte muy aconsejado y divertido, que se suele iniciar a los 7-8 años como juego.
  • Fútbol: hasta los 10 años practicar como juego. A partir de los 12 años se puede participar en competiciones infantiles, bajo unas reglas diferentes a las de los adultos. A partir de los 15 años ya se puede competir de forma más real, pero dejando transcurrir suficiente tiempo entre partidos para que descanse.
  • Natación: la natación es un deporte muy completo siendo apropiado que los niños comiencen a nadar entre los 3-4 años. A nivel más intenso no debe iniciarse antes de los 10-12 años, según el desarrollo de cada niño.
  • Tenis: pueden empezar a los 6-7 años, pero no de forma intensa, ya que es un deporte asimétrico que necesita compensación.
  • Judo o karate: al principio sólo debe practicarse como juego, y nunca para competir.
  • Gimnasia: hasta los 7 años los niños solo tienen que jugar, pero a partir de esa edad como mínimo deben realizar gimnasia por lo menos dos veces a la semana.
  • Atletismo: deporte muy completo, aconsejándose su iniciación a partir de los 10 años.
  • Esquí: se puede empezar desde niño como diversión, para que no le coja miedo. Los entrenamientos más en serio no deben iniciarse hasta que el niño no complete su desarrollo.
  • Ciclismo: la forma de entrenamiento debe ser suave hasta que la persona no esté completamente desarrollada (no antes de los 17 años).

Recomendaciones generales a la hora de que nuestros hijos realicen algún deporte

  • Hasta los 7 años, el niño debe jugar, evitándose las competiciones hasta los 12 años por lo menos.
  • Es importante tener en cuenta en todo momento y siempre bajo una tutela las inclinaciones del niño, sus gustos y sus intereses.
  • La especialización demasiado precoz en un deporte no es buena, ya que casi siempre suele estar fomentada por los padres.
  • Si se practica un deporte individual, es muy recomendable completarlo con un deporte colectivo, ya que enriquece más al niño.
  • Hay que evitar tanto el sedentarismo como la sobrecarga excesiva.
  • Si el niño compite, es importante que un médico le haga reconocimientos.