Nacimiento de un bebe con malfomacionesCuando un bebe nace con alguna malformación es inevitable que los padres se muestren preocupados y desconcertados los primeros días. Sucede que que a la vez que los padres están aprendiendo a conocer al hijo real, observando e intentando enfrentarse a sus problemas, están sufriendo por la pérdida del hijo ideal que habían imaginado.

Además, y como es normal, la familia y amigos están deseando compartir lo que esperaban que fuesen “buenas noticias”, lo que genera en los padres aún más ansiedad y angustia.

En estos casos, puede ser útil recurrir a algún familiar o amigo de confianza para que entregue las explicaciones necesarias a los otros parientes y amigos de lo que ha sucedido. Así mismo,se ha comprobado que es de gran ayuda solicitar consejo a agrupaciones de padres de niños con problemas similares.

Si el bebe tiene hermanos mayores, se les tiene que explicar la situación, en palabras que entiendan en todo momento. Es vital, considerar su reacción ante lo sucedido, ya que normalmente ante la llegada de un bebe, el hermano posee sentimientos encontrados y si oye que el hermanito presenta problemas, pueden llegar a sentirse culpable por dicha situación. Es importante estimularles para que expresen sus dudas ya que a veces no tienen porque demostrar sus temores hasta que ya es demasiado tarde. Por lo que en todo momento hay que dejarles muy claro, que no hay nadie culpable por lo sucedido.

Y aunque el nacimiento de un bebe, no del todo sano, es algo que nadie espera ni desea, pudiendo existir momentos de duda, temor, rabia… Por muy abrumados que como padres os podáis sentir, hay que tener siempre presente que el bebe necesita recibir todo el cuidado y cariño que requiere como recien nacido. Y es que aunque no pueda decir lo que siente, para el bebe también es un período especialmente crítico, necesitando ser acariciado, abrazado y confortado.