Cuando se cree que existen problemas a la hora de concebir, es muy importante realizar un diagnóstico preciso de los factores responsables, ya que su conocimiento permitirá a los especialistas ofrecer el tratamiento más adecuado y eficaz.

Cada pareja es única, pero a rasgos generales el modelo de estudio de infertilidad suele incluir las siguientes pruebas:

Pruebas generales

Anamnesis

Lógicamente lo primero que tiene que hacer el especialista para conocer cada caso es preguntar. Se llama Anamnesis, a la entrevista con la pareja para determinar antecedentes familiares, conocer su vida sexual (frecuencia coital, uso de anticonceptivos…), las características de la menstruación de la mujer, enfermedades anteriores, consumo de drogas y medicamentos, hábitos alimentarios, deportivos y laborales…

Unidad de reproduccion de CAGT

Exploración física

Son pruebas complementarias para detectar malformaciones, anomalías o enfermedades, habiendo específicas para el hombre y la mujer.