El Departamento de Salud del gobierno británico ha publicado una nueva campaña contra la obesidad, con indicaciones de que los niños menores de 5 años que puedan caminar deben hacer alguna actividad física durante al menos tres horas al día.

ejercicios-bebeEs deber de los padres reducir el tiempo de sedentarismo de sus hijos mientras ven televisión o son llevados en un cochecito, distribuyendo esas 3 horas de actividad a lo largo del día, aunque según el departamento de salud, es probable que esas 3 horas se cumplan simplemente a través del juego.

Para los bebés que no caminan aún, el gobierno comunicó que los padres deben alentar la actividad física desde el nacimiento, como desarrollar juegos para cada edad o realizar natación con ellos, pero siempre considerando las capacidades individuales físicas y mentales de cada niños.

Maura Gillespie, directora de políticas y promoción de la Fundación Británica del Corazón, comenta que “es vital que los padres introduzcan a los niños a pasatiempos divertidos y actividades físicas para ayudar a prevenir que se conviertan en niños obesos, que a su vez puedan volverse adultos obesos con riesgo de enfermedades cardiacas, diabetes y algunos tipos de cáncer”. Y es que casi un 25% de los adultos británicos son obesos y los expertos estiman que para 2050 el 90% de los adultos tendrá sobrepeso.