acneUn nuevo sistema que combina la succión con luz de banda ancha para eliminar la grasa y limpiar los poros de la piel combate el acné sin medicamentos. Es el único tratamiento aceptado por la Food and Drug Administration (FDA) estadounidense para tratar acné severo y para el acné moderado y ligeramente inflamado.

Esta afección cutánea se produce cuando el organismo segrega demasiados andrógenos, unas hormonas que estimulan las glándulas sebáceas aumentando su tamaño e incrementando la producción de sebo. Este aumento al juntarse con las células muertas bloquea los folículos pilosos y las glándulas sebáceas produciendo los granos típicos del acné.

Hasta ahora el tratamiento más común era la ingestión de medicamentos como la isotretinoína, no aptos para todo el mundo por sus efectos secundarios.

El nuevo tratamiento es una alternativa real para las personas que no toleran o no quieren tomar esos medicamentos.