El ADN de una persona puede ser hasta un 12% diferente del de otra, según una investigación internacional, en la que participan investigadores españoles del Centro de Regulación Genómica de Barcelona.
El hallazgo cuestiona la idea de que todos los seres humanos son idénticos en un 99,9%, ya que según el nuevo estudio, estas diferencias individuales en el genoma humano superan el 10% y alcanzar hasta un 12% del genoma,
La nueva versión del genoma humano intenta explicar la forma en que los genes están relacionados con enfermedades comunes.
En lugar de mostrar variaciones únicas en el ADN humano que hacen a una persona única, el mapa se fija en las diferencias en las duplicaciones y en Ia supresión de grandes segmentos de ADN (variantes del número de copia, CNV), que pueden ayudar a explicar por qué algunas personas son más proclives a enfermedades y por qué otros no lo son.