La Temple University Medical School de Philadelphia acaba de presentar un estudio en la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (American Association for the Advancement of Science) que asegura que los niños nacidos mediante técnicas de reproducción asistida presentan diferencias sustanciales en relación a bebés concebidos sin intervención médica, entre ellas, mayor tendencia a la obesidad y a la diabetes tipo 2.

in-vitroLos estudios realizados han revelado que entre el 5% y el 10% de las modificaciones cromosómicas son diferentes en niños nacidos gracias a la reproducción asistida, y que dichas modificaciones pueden alterar ciertas expresiones genéticas.

Aunque el estudio no revela que unos niños crezcan más o menos saludables que otros, lo cierto es que los autores de la investigación también apuntan a que podría ser que esas leves diferencias detectadas vinieran dadas precisamente por la infertilidad de sus progenitores.

Fuente: www.eurekalert.org